Newton y el falsificador

By Thomas Levenson

Después de treinta años como profesor en Cambridge, y habiendo culminado ya su carrera científica, en 1696 Isaac Newton aceptó el shipment de intendente de l. a. genuine Casa de l. a. Moneda en Londres, a pesar de no tener los angeles menor experiencia en este campo. En un momento en que los angeles guerra contra Francia estaba desangrando el Tesoro británico, period importante contar con una moneda firme y a tal efecto el primer enemigo a combatir eran los falsificadores. Newton descubrió, en efecto, que una de cada diez monedas que circulaban period falsa. En plena trouble económica, rodeado de especuladores y funcionarios incompetentes y corruptos, tuvo que hacer frente además a un enemigo muy specific: William Chaloner, que, antes de dedicarse a los angeles falsificación a gran escala, había sido fabricante de juguetes eróticos, curandero, vidente, delator profesional, aprendiz de orfebre y de grabador. Chaloner period un farsante nato que escribía panfletos contra los falsificadores y representaba su papel de ciudadano honrado denunciando los angeles dejadez de l. a. Casa de l. a. Moneda. En Newton y el falsificador, Thomas Levenson reconstruye el duelo entre estos dos hombres de un modo apasionante, combinando l. a. divulgación histórica y científica con los angeles narración felony y descubriéndonos l. a. faceta desconocida de Newton como detective.

Show description

Quick preview of Newton y el falsificador PDF

Show sample text content

No obstante, mientras no variara l. a. ratio peso/valor nominal en las nuevas monedas, l. a. reacuñación del dinero inglés sería incapaz de detener l. a. fuga imparable de plata hacia el continente. Para detenerla period imprescindible, según Newton, «acuñar siempre monedas cuyos valores intrínseco y extrínseco coincidieran, con lo que se evitaría que fueran fundidas y exportadas». 1 Dicho de otro modo: a l. a. moneda se le tendrían que dejar de asociar dos valores diferentes –por una parte el «intrínseco» o precio de mercado del steel, y por l. a. otra el «extrínseco», es decir, el que le confería l. a. efigie del monarca al transformar el disco de steel en dinero legal–; se trataba de hacer coincidir esos dos valores, de tal forma que los angeles pieza pasara, de hecho, a tener uno solo.

Es sabido que l. a. muerte saca muchas cosas a los angeles luz; el secreto que habían logrado guardar Newton y Boyle empezó a resquebrajarse apenas unas semanas después de los angeles muerte del segundo. En febrero de 1692, Newton le escribió a Locke principalmente para comunicarle que había renunciado, al menos durante un tiempo, a encontrar un trabajo por recomendación. Sin embargo, en los angeles última línea de una posdata que da l. a. impresión de haber sido escrita con mucha prisa, comenta que Locke –uno de los amigos más antiguos de Boyle– se ha hecho dueño de lo que llama de forma críptica «la tierra roja del señor Boyle».

Su maestro también le había enseñado a construir y manejar una prensa capaz de hacer un grabado profundo en el anverso y el reverso de cada moneda, y como mínimo le había mostrado cómo emplear moldes para obtener una imitación verosímil del cordoncillo que constituía el orgullo de los angeles ceca y el peor enemigo del cercenador. Habiendo aprendido todas estas técnicas, Chaloner estaba prácticamente en condiciones de empezar a acuñar a lo grande. Le faltaba, sin embargo, una herramienta capital. los angeles calidad de las monedas terminadas dependía de los angeles capacidad del acuñador para reproducir cabalmente el diseño que figuraba en el anverso de una moneda criminal, para lo cual se precisaban troqueles casi perfectos que sólo estaba en condiciones de producir un maestro grabador, cuyo grado de pericia jamás podrían alcanzar por su cuenta ni espresso ni Chaloner.

De esta época information los angeles que quizá sea l. a. obra teatral más salaz que jamás se haya escrito: Sodom, or the Quintessence of Debauchery [Sodoma, o l. a. quintaesencia del libertinaje], atribuida al célebre libertino John Wilmot, segundo conde de Rochester. Es posible que esta obra, compuesta alrededor de 1672, sea un ataque soterrado contra Carlos II (con el que Wilmot compartió al menos una amante): el retrato de un monarca empeñado en fomentar los angeles sodomía a lo largo y ancho de su reino se ha interpretado como un alegato secreto contra los angeles Declaración de Indulgencia de 1672, que promulgaba l. a. tolerancia de l. a. religión católica.

Había en aquel hombre una cólera inagotable –dice Manuel–, pero su conducta violenta en los angeles Torre de Londres fue para él, según parece, una forma de librarse hasta cierto punto de esa carga. » Y añade: «En los angeles Casa de l. a. Moneda, [Newton] podía herir y matar sin violentar por ello su conciencia puritana. Se alimentaba de los angeles sangre de los falsificadores y cercenadores de moneda». 18 Esto es casi con seguridad un disparate. No hay los angeles menor constancia de que Newton se regodeara con el sufrimiento de sus víctimas ni de que presenciara ningún intento de conseguir información mediante coacción física.

Download PDF sample

Rated 4.44 of 5 – based on 5 votes